SANTO DESAYUNO

Pues ya tenemos la Semana Santa aquí. La verdad, que hagas o no hagas algo, si tienes unos días de descanso  ya es gloria bendita.

Os traigo una tabla para un santo desayuno, un desayuno como Dios manda, un desayuno para empezar el día más contento que unas pascuas 🙂

Busca un día para levantarte con la calma, y crear en un periquete, un desayuno de buffet de 5*, con el que te vas a homenajear el día a ti y a los tuyos ¡Amén!

EN LA TABLA

  • Revoltillo (este es de 4 huevos).
  • Beicon.
  • Jamón serrano.
  • Queso de oveja.
  • Pan torrado.
  • Quely Tapas.
  • Unas cuantas galletas.
  • Frutos secos: almendras crudas y nueces.
  • Mermelada a tu gusto.
  • Trocito de mantequilla.
  • Notas de color: Fresas, arándonos, frambuesas y tomates cherry en rama.
  • Unas onzas de chocolate.
  • Aceite

CACHARRERÍA

  • Una bandeja (así lo puedes trasladar donde quieras sin problemas de movimiento)
  • Un bol para poner el revoltillo.
  • Un tarro de cristal (este es de yogur reciclado) para la mermelada.
  • Una jarrita para el aceite (o similar).
  • Dos cucharas (para mermelada y revoltillo).
  • Un cuchillo untable para mantequilla
  • Un tenedor pequeño para servir.

¡A MONTAR LA TABLA!

UN CONSEJO   Por la noche deja preparada la bandeja y la cacharrería. Pon la mermelada en el pote que la vas a servir y déjalo en la nevera. Ten localizado lo que vas a utilizar, de esta manera, con todo esto semi preparado, al despertarte  te costará menos ponerte y lo harás en un periquete.

¡Buenos días!

  1. Coge la bandeja preparada, ponle un papel antigrasa o papel de horno o nada.
  2. Saca el pan del congelado y tuéstalo, si no tienes el pan congelado utiliza las tostadas que habías pensado poner.  Sitúalo acostado, uno encima del otro, en las esquinas.
  3. Sitúa en la bandeja: la mermelada, el aceite, la mantequilla  y el bol que llevará el revoltillo.
  4. Pon las Quely, acostadas entre ellas, en la esquina inferior derecha hasta el pote de la mermelada, este hará de freno y las aguantará.
  5. Corta el queso a tiras, uniformes (queda menos formal)  y sitúalas en ambos lados.
  6. Pon el jamón al lado y en ambos lados también.
  7. Pon las galletas entre el pan y el bol del revoltillo.
  8. Sitúa las onzas de chocolate al lado de las Quely.
  9. Pon unos cuantos frutos secos cerca del pan.
  10. Rellena espacios vacíos con el color, pon: el tomate cherry en rama y las fresas.
  11. Haz el revoltillo y el beicon a tu gusto (a mí me gusta poco hecho, pero a mucho les gusta bien torradito).
  12. Rellena el bol, con una cuchara, con el revoltillo.
  13. Sitúa el beicon a tiritas detrás del bol, al tener este algo de calor es el mejor sitio donde ponerlo, pero ponlo donde creas que te puede quedar mejor viéndola casi terminada.
  14. ¡Ya la tienes¡ Termínala poniendo estratégicamente las frambuesas y los arándonos.

¿Qué te parece? Superfácil ¿Verdad? Elige: el día, la compañía (o hazte un solitario), interior o exterior, la bebida y  acompáñalo con un libro, una charla o con una serie de Netflix ¿Qué importa? Es tu momento y este lo eliges tú 😉

Espero que disfrutes y te ayude a empezar el día como Dios manda  

2 comentarios en «SANTO DESAYUNO»Añade el tuyo →

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *